Playa de los Charcos

Playa de los Charcos

Localizada junto al Faro del Tostón, la playa de los Charcos se extiende sobre la costa noroeste de Fuerteventura como una hermosa piscina natural de aguas cristalinas digna de la mejor de las postales.

Un paseo por la orilla

Formada por tres pequeñas calas separadas por pequeños muros de piedra de origen natural, la playa de los Charcos tiene unos 500 metros de longitud y una anchura de unos 70 metros.

Se trata de una playa tranquila con aguas claras que se mantienen en calma gracias a las rocas que se distribuyen para conformar diferentes lagos de escasa profundidad, por lo que resulta una opción perfecta para las familias y para todos aquellos que busquen un espacio tranquilo para disfrutar de la naturaleza.

Es importante tener en cuenta que la playa se encuentra completamente aislada y no cuenta con ningún tipo de servicio, por lo que si tenéis pensado pasar el día allí es recomendable llevar comida y bebida.

Cómo llegar a la playa de los Charcos

Para llegar hasta la playa de los Charcos es necesario ir en coche. Desde El Cotillo solo tenéis que coger la carretera que lleva hasta el Faro del Tostón y durante el trayecto encontraréis el desvío hacia la playa.

La playa de los Charcos de Fuerteventura se encuentra localizada muy cerca del Faro del Tostón, por lo que si os desplazáis desde otra zona de la isla podéis aprovechar el viaje para visitar los dos sitios a la vez.