Cuevas de Ajuy

Con una edad de unos cien siglos, las Cuevas de Ajuy son las formaciones rocosas más antiguas de las islas Canarias, un espacio majestuoso que habla de los orígenes de Fuerteventura como si se tratara del mejor libro de historia.

Echando la vista atrás

La zona de las cuevas se creó tras una enorme salida submarina de lava y sedimentos que, tras ascender hasta la superficie del agua, daría comienzo al proceso de formación de la isla durante el periodo Cretácico, hace más de 100 millones de años.

Fue en este momento cuando las rocas comenzaron a emerger para escapar de las profundidades en un viaje a lo largo de más de 3.000 metros que las llevaría a convertirse en la base sobre la que se asentarían las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

Las cuevas de un vistazo

A la hora de visitar las Cuevas de Ajuy lo más importante es disfrutar del camino, ya que mientras lo recorréis os encontraréis con la hermosa playa de Ajuy antes de ascender hasta los imponentes barrancos y escarpados acantilados desde los que se obtienen impresionantes vistas de la costa de Fuerteventura.

Durante el camino también os encontraréis con un mirador que se cierne a unos 20 metros sobre el mar, además de un antiguo horno de cal que fue utilizado en uno de los principales negocios de la historia de la industria majorera. Desde el puerto cercano se transportaba la cal hacia otras islas como Gran Canaria y Tenerife.

Desde las alturas, levantando la mirada hacia el océano infinito, nos encontramos con remolinos de agua en los que el sol crea reflejos imposibles mientras que la espuma de las olas y el viento golpean las rocas para moldearlas a su antojo.

Uno de los principales lugares que ver en Fuerteventura

Las Cuevas de Ajuy ofrecen un viaje al centro de la tierra y un recorrido a través de los orígenes de la isla. Por si esto fuera poco, las impresionantes vistas y la lección magistral de historia que se ofrecen en las Cuevas de Ajuy se dan de forma gratuita.

Cómo llegar a las Cuevas de Ajuy

Para llegar hasta las Cuevas de Ajuy de Fuerteventura lo más recomendable es aparcar en el pueblo de Ajuy, después solo tendréis que recorrer a pie un camino de algo más de un kilómetro para encontraros con el impresionante panorama antes de llegar a las cuevas.

Si visitáis las cuevas por la tarde es recomendable aprovechar para disfrutar de una de las mejores puestas de sol de Fuerteventura, ya sea desde los acantilados, como desde el pueblo o la playa.

Al final del camino se encuentran las escaleras de bajada a las cuevas, tras las cuales podréis disfrutar de las vistas desde dentro mientras os sentís profundamente pequeños.