Isla de Lobos

Antiguo oasis de pescadores y acogedor refugio de piratas, la Isla de Lobos es un pequeño islote que emerge entre Lanzarote y Fuerteventura para convertirse en la más pequeña y salvaje de las Islas Canarias.

La Isla de Lobos tiene una superficie de 6 kilómetros cuadrados enmarcados por casi 14 kilómetros de costa formada por escarpados acantilados que se pueden contemplar desde Corralejo, ya que se encuentra a tan solo 2 kilómetros de Fuerteventura y a 8 kilómetros de Lanzarote.

Un poco de historia

Se cree que la isla fue habitada desde tiempos romanos y, posteriormente, tras la ocupación de las Islas Canarias, sería utilizada para cazar lobos de mar y como refugio de piratas.

En 1860 comenzaría la construcción del Faro de Punta Martiño, por lo que los trabajadores encargados de la construcción se asentaron en el norte de la isla utilizando pequeñas edificaciones.

En el pasado la isla se encontraba fuertemente habitada por lobos de mar. Eran tantos los animales que se encontraban allí, que pasarían a darle nombre a la isla. Cada lobo de mar necesita unos 40 kilos de pescado al día, por lo que los pescadores, alertados ante la disminución de los recursos marinos de la zona, eliminaron a la mayor parte de los lobos.

Durante los siglos XIX y XX la isla pasaría por las manos de diferentes propietarios que realizarían algunos proyectos urbanísticos que finalmente no se llevarían a cabo debido a que la isla fue declarada parque natural.

Qué ver en la Isla de Lobos

La Isla de Lobos ofrece a sus visitantes un entorno natural virgen, un espacio salvaje para olvidarse del mundo tal y como lo conocemos para adentrarnos en una versión más antigua y pura de las Islas Canarias.

Isla de Lobos es el paraíso para los amantes del senderismo y la naturaleza. En la isla se pueden encontrar algunos restos romanos además del hermoso paisaje originario del archipiélago, conservado a la perfección gracias a que la isla fue declarada Espacio Natural Protegido y forma parte de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura.

Lobos ofrece la posibilidad de perderse para disfrutar de tranquilidad, aunque también cuenta con algunos puntos de interés que merece la pena descubrir:

  • Centro de Interpretación de Isla de Lobos: Junto a la Playa de la Calera se encuentra el pequeño Centro de Interpretación de Isla de Lobos, un excelente punto de comienzo para conocer la isla descubriendo los detalles que la hacen tan especial.
  • Camino del Faro: Existe un sendero circular para recorrer la isla que permite conocer los mejores rincones de Isla de Lobos en apenas dos horas.
  • Faro de Punta Martiño: Inaugurado en 1865, el faro uno de los lugares más emblemáticos de Isla de Lobos. Allí se instalaría el entrañable Antonio Hernández, más conocido como Antoñito el farero. Actualmente el faro continúa enmarcando la costa de la isla pero funciona de forma automática.
  • El Puertito: Uno de esos lugares que enamoran y el punto más fotografiado de la isla, está formado por extensos brazos de piedra volcánica sobre los que bailan las cristalinas aguas del Atlántico para formar tranquilas lagunas de color turquesa. En El Puertito se pueden ver las antiguas casitas de los pescadores que constituyen prácticamente las únicas construcciones que se pueden encontrar en la isla.
  • Horno de cal y antiguas salinas: Aún se conservan los restos de los hornos que se utilizaron para fabricar la cal necesaria para forrar las casas que se construyeron, mientras que las antiguas salinas se dedicaron a extraer la sal que serviría para la conservación del pescado.

La isla cuenta con un pequeño restaurante en el que la familia de Antoñito el Farero ofrece los pescados más frescos además de algunos de los más sencillos y deliciosos platos típicos de Canarias.

Cómo llegar a la Isla de Lobos desde Fuerteventura

La Isla de Lobos está perfectamente conectada con Fuerteventura a través del puerto de Corralejo.

Para conservar el entorno natural de la isla el acceso está restringido y solo se permite la visita de 200 personas al día, por lo que, si queréis hacer una excursión a la Isla de Lobos, es recomendable planificarlo con antelación.

  • Ferry: Podéis llegar desde Fuerteventura a Isla de Lobos en ferry, la duración del trayecto es de 20 minutos y el precio es de 16,50€ para los trayectos de ida y vuelta.
  • Ferry a la isla de Lobos
  • Catamarán: Si no tenéis prisa por llegar y lo que queréis es disfrutar del camino, esta excursión en catamarán es la opción ideal. Podréis contemplar la isla desde la distancia, rodearla y disfrutar de las tranquilas aguas que la envuelven.
  • Excursión a la isla de Lobos en catamarán

  • Watertaxi: La forma más rápida de llegar a la Isla de Lobos desde Corralejo es coger un taxi acuático. El trayecto tiene una duración de 10 minutos y el precio es de 15€ incluyendo el trayecto de ida y el de vuelta.
  • Watertaxi a la isla de Lobos